Hoy va de gatos

(Aviso, para los que no me conozcais. Me gustan los mininos.)
(En realidad me gustan todos los bichos pero, hablando de felinos, creo que el día que Dios los diseño estaba inspirado y había dormido bien)
Y tambien me gusta leer en casa. Cómodo y tranquilito. Por eso creo que esta es la primera vez que me he sorbido medio tebeo de pie en la misma librería. Y la razón es que José Fonollosa es muuuuy bueno. Estoy hablando de “MIAU” y de su autor. Un tebeo genial e intimista sobre un dibujante y sus dos gatas, lleno de anécdotas que todos los que convivimos
con felinos hemos vivido y que es imposible leerse sin sonreir.
Un comic ideal para los propietarios de mascotas o simplemente para los que quieran pasar un buen rato.
Es cariñoso, es divertido y sabe a poco, te lo leerás de un tirón y te quedarás con ganas de mas.
No había disfrutado así, con una tira cómica, desde Calvin y Hobbes.
Gracias a José y gracias a Rufa y a Belfi.
Y si te ha gustado MIAU, no dudes en pillarte “Gato saliendo de una bolsa” de Jefrey Brown.
El autor underground de “Piltrafilla” y “Torpe” deja sus pajas mentales por un rato para contarnos
las aventuras de su gata Misty. Imprescindible.
Tengo que contaros que no soy lector habitual de Mangas. Me llegó tarde. Que le voy a hacer.
Lo de leer en plan cangrejo me descoloca.
(Lo que quiero decir es que para que un manga me enganche, antes, ha tenido que saltar un par de empalizadas)
Pero hay un album de Jiro Taniguchi que no puedo releer sin emocionarme: “Tierra de Sueños”, la historia de los últimos días de un perro. Que es uno de los comics más hermosos que he leído en muchos años, casi tan grande como Jack London (y eso son palabras mayores).
Y para terminar la ensalada de mascotas: “El Dulce Hogar de Chi” de Konami Kanata.
Cinco tomitos simpatiquísimos con las aventurillas de una gata pequeñita y su familia humana.
Un manga tiernecito para cuando necesiteis abracitos y todo eso.
(Si, acabo de ver los Expendables y me ha gustado, ¿qué pasa? ) (De hecho, creo que deberían haberse cargado a más peña)
Pues eso, “CHI” más bonito que un cesto de peluches.
Y eso que hay que leer a lo cangrejo.
Besitos.

Oscar Lombana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.